Industria

Baztan es un Valle en el que el peso de la industria como gran fuente generadora de empleos es prácticamente irrelevante. De hecho, si incluyéramos las empresas del subsector de la construcción, el Valle de Baztan cuenta con alrededor de cien empresas industriales actualmente. Entre estas destacan las industrias agroalimentarias, las empresas de construcción, las empresas de carpintería de madera y las empresas de extracción y primera transformación de minerales. El resto de actividades, a excepción de una empresa de cables eléctricos, son pequeñas empresas y talleres auxiliares (carrocerías, venta y reparación de maquinaria agrícola, etc). De esta forma, los subsectores de mayor entidad, por número de empresas son los relacionados con las industrias extractivas y de primera transformación (mármol, granito, caliza, arenisca, etc) y el de la madera. En ambos se integran empresas con distintos niveles de transformación que van desde la explotación de canteras a trabajos de cantería en el primer caso, y desde el aserrado a la fabricación de muebles en el segundo.

En todo caso, no podemos pensar que todo el material o materia prima que se utiliza en este tipo de industria se genera en su totalidad en el Valle, sino que hay que hacer uso de los proveedores foráneos.

Con relación a la industria agroalimentaria, encontramos empresas que se dedican a la producción de pan y sus derivados, queserías, obradores de charcutería y derivados cárnicos, empresas de elaboración de licores, sidra y mermeladas artesanas entre otras.

Distribuidos por cuarteles, Erberea sería el cuartel con mayor número de empresas, seguido de Baztangoiza, Elizondo y Basaburua.

Pero la gran paradoja de esta situación es que teniendo tan poca industria en el Valle, existe en él, un numero superior a 500 personas que está trabajando en este sector y esto se debe a que los trabajadores industriales del Valle se desplazan fuera de la localidad para ocupar sus puestos de trabajo (mayormente factorías de Arcelor en Legasa y Lesaca).

El escaso desarrollo de la industria en el Valle de Baztan encuentra su explicación en varios factores entre los que se encuentra un cierto aislamiento por su situación geográfica y las limitaciones en las infraestructuras viales que le han restado atractivo tradicionalmente para la localización de empresas industriales comparativamente con otras zonas del entorno próximo mejor comunicadas y conectadas. Este tipo de reflexiones plante entre otras cuestiones la importancia de continuar e intensificar las labores de mejora del trazado de la N-121. U otro factor como la ausencia de tradición industrial y falta de cultura emprendedora entre la propia población local. Por un lado, se ha formado en Baztan mano de obra cualificada pero con muy pocas posibilidades de trabajar en el mismo Valle, y por otra, el capital privado ha invertido fuera o en otros sectores. Únicamente se aprecia un cierto dinamismo para la creación de negocios de autónomos.