Servicios

Dentro de la rama de servicios, o del sector terciario en el Valle de Baztan, primero hay que diferenciar dos tipos de servicios. Unos serían los de carácter privado donde destacan el comercio al por menor y la hostelería, así como el transporte terrestre. En el terciario público sin embargo, juegan un papel importante la administración pública, educación y actividades sanitarias.

En el Valle de Baztan la actividad comercial se concentra principalmente en Elizondo, con cierta presencia en Irurita y en Erratzu. En los Lugares donde menos actividad comercial hay, destaca el comercio ambulante, un comercio muy arraigado antiguamente. Divididos por cuarteles, Elizondo albergaría la mayor cantidad de establecimientos, seguido de Erberea, Baztangoiza y Basaburua.

No existe ninguna asociación de comerciantes a nivel del Valle como tal, aunque se acaba de conformar una que reúne a los comerciantes de Elizondo, y otras están asociados a la Asociación de Comerciantes del Consorcio Turístico de Bértiz. La problemática para este tipo de comercios es que los grandes flujos comerciales se producen hacia Irún, Donostia-San Sebastián y Iruña-Pamplona, atraídos por un comercio especializado y de calidad, así como por las grandes superficies principalmente. Así pues, el comercio del Valle ha tenido que afrontar los problemas típicos del comercio minorista y en los últimos años se ha apreciado un comportamiento mas dinámico en cuanto a la modernización y renovación de los establecimientos.

Es muy importante para el comercio de la zona el consumo de los turistas y visitantes que llegan hasta el Valle sobre todo concentrados en los meses de verano y puentes festivos. Sobre todo se benefician los comercios pertenecientes al ramo de la alimentación, y poco a poco van apareciendo establecimientos con una gama de productos orientada mayormente al turismo (artesanía, productos autóctonos,souvenirs, etc).

En este sentido, ha sido importante el impulso que ha generado el auge de las casas rurales como complemento de rentas importante en un Valle donde la población se dedicaba fundamentalmente al sector primario. En este sentido, la valoración social existente de la ecología, la calidad de vida y la naturaleza han favorecido el desarrollo del turismo interior frente al tradicionalmente mas valorado “turismo de playa”.Puede que en este sentido, aunando el turismo rural y de naturaleza, el turismo cultural y el turismo gastronómico, se llegue ha realizar una apuesta de futuro importante para hacer del Valle de Baztan un referente en este sentido.