Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

ERRATZU | PARROQUIA DE SAN PEDRO

Ondarea_t

Situado en el centro del pueblo, encontramos la iglesia de San Pedro de Erratzu, de buena fábrica de sillería pero de compleja historia constructiva. Los primeros datos documentales datan de la última década de del siglo XVI. Sin embargo la iglesia debió de quedar pequeña porque en 1727 se le amplia la nave, se le añade el crucero y se le hace nueva sacristía. La torre y el pórtico por el contrario, se le añaden en 1751. La última de las grandes reconstrucciones fue a raíz de la inundación de 1913 que afectó profundamente a la iglesia. Incluso algunas crónicas cuentan que el agua la partió verticalmente, destruyendo la sacristía y arruinando el muro de la cabecera hasta el retablo mayor.

En planta presenta una cruz latina con nave de tres tramos, alguno quizás correspondiente a la iglesia del siglo XVI. El exterior constituye un vasto complejo arquitectónico de sillería rojiza que incluye pórtico y claustro, elemento este que no deja de ser excepcional en relación con un edificio parroquial.

En el interior encontramos un retablo de la Virgen del Rosario de la primera mitad del siglo XVIII, lo mismo que el retablo colateral a este, el de San Francisco Javier. El retablo mayor por el contrario, es del siglo XX, de estilo neogótico, hecho para sustituir el antiguo destrozado por las aguas en la mencionada inundación.

Como curiosidad destacaremos que una imagen de la Virgen del Rosario que se encontraba en la sacristía, como reza en una inscripción «fue arrastrada por la inundación del 2 de Junio de 1913 y recogida en la borda de Arozaenea de Arizcun».