Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

GARTZAIN | PARROQUIA DE SAN MARTÍN

Ondarea_t

La parroquia de San Martín de Gartzain, inició su proceso constructivo en las ultimas décadas del siglo XVI, prolongándose las obras durante todo el siglo siguiente. Por este motivo, el templo carece en su interior de unidad estilística, ya que desarrolla y emplea diferentes soluciones según el momento en que se llevaron a efecto las dichas obras. Se puede decir que el grueso de la obra se finaliza en 1678.

Es un edificio con planta de cruz latina compuesto por una ancha nave de dos tramos más crucero poco saliente y cabecera pentagonal. Al tramo de los pies se adosa otro mas estrecho y pequeño sobre el que se eleva la torre. El exterior del edificio, situado en un desnivel del terreno, se manifiesta como un bloque de considerable altura cuyos muros de sillar rojizo, que le confieren gran solidez y fortaleza, se elevan por encima del resto de los caseríos de alrededor.

Encontramos en el interior dos retablos de estilo neoclásico de finales del siglo XVIII y comienzos del XIX que sustituyen a un conjunto retablistico barroco de finales del siglo XVII del que no nos han llegado rastro alguno. Se sabe que el retablo mayor estaba dedicado a San Martín, y había otros dos laterales de Santa Bárbara y Nuestra Señora del Rosario. En lugar de estas, hoy en día encontramos dos retablos, de San José y San Joaquín, ambos de traza cóncava para adaptarse a la semicircunferencia que forma el presbiterio. Ambos retablos flanquean una hornacina de piedra de medio punto, cuyo interior acoge la talla neoclásica de San Martín.