21 de julio de 2023

Disfrutemos de las fiestas, sin dejar a nadie fuera

La semana que viene se celebrarán las fiestas de Santiago de Elizondo. El ambiente festivo envolverá las calles, y el objetivo será que todas las personas se diviertan. Sin embargo, es evidente que no todas las personas vivimos las fiestas de la misma manera. Las violencias sexistas y las amenazas de sufrirlas limitan el disfrute de las mujeres y las personas LGTBI+, generando una gran desigualdad. Las fiestas están en el centro de la vida, están estrechamente relacionadas con el mundo de las ideas y los valores y, por tanto, con la identidad del pueblo y con la estructura social. Las actividades que se llevan a cabo durante las fiestas son expresiones culturales de gran significación política y simbólica que caracterizan nuestra cultura.

Foto noticia

La semana que viene se celebrarán las fiestas de Santiago de Elizondo. El ambiente festivo envolverá las calles, y el objetivo será que todas las personas se diviertan. Sin embargo, es evidente que no todas las personas vivimos las fiestas de la misma manera. Las violencias sexistas y las amenazas de sufrirlas limitan el disfrute de las mujeres y las personas LGTBI+, generando una gran desigualdad. Las fiestas están en el centro de la vida, están estrechamente relacionadas con el mundo de las ideas y los valores y, por tanto, con la identidad del pueblo y con la estructura social. Las actividades que se llevan a cabo durante las fiestas son expresiones culturales de gran significación política y simbólica que caracterizan nuestra cultura. Al ser espacios de encuentro y relación, al igual que el resto de contextos sociales, a veces se convierten en escenarios de conductas sexistas, impidiendo que todas las personas disfruten libremente de las otras.

Las violencias sexistas son un ejercicio del poder que pueden llegar desde las agresiones sexistas (el acoso verbal, la vejación, etc.) hasta las agresiones sexuales más graves. Todas estas manifestaciones dan lugar a un continium de la violencia que parte de la desigualdad y la discriminación, de los roles y estereotipos asociados a los sexos, y que aún afloran en muchas personas en nuestra sociedad. Acciones como la insistencia en ligar o el acoso verbal se asocian a prácticas, creencias o estereotipos machistas y son las más frecuentes en contextos de ocio, hasta ahora normalizados e invisibles.

En los últimos años el Ayuntamiento, los movimientos sociales, el sistema educativo… estamos trabajando y hemos profundizado en el trabajo de transformación social, desde su raiz, de la desigualdad de género, pero todavía queda mucho por hacer. En este sentido, es necesario atender y dar una respuesta coordinada a la discriminación y violencia sexista que sufren las mujeres y las personas del colectivo LGTBI+.

Nuestro compromiso con el municipio implica construir un nuevo modelo de relación, más justo, más igualitario, que destierre definitivamente los valores machistas del territorio, y mientras no lo consigamos, seguiremos atendiendo a las mujeres y a las personas LGTBI+ que sufren estas violencias, porque mientras dure la desigualdad seguiremos sufriendo violencias sexistas y sexuales.

En este sentido, el Ayuntamiento de Baztan, el Movimiento Feminista y el pueblo de Elizondo tenemos una actitud activa para erradicar las violencias contra las mujeres tanto en los ámbitos festivos como fuera de los mismos. Entre las acciones llevadas a cabo, algunas se han realizado desde la discriminación positiva, corrigiendo situaciones de desigualdad y rompiendo estereotipos, es decir, permitiendo el ejercicio de la política social y los derechos civiles para mejorar la calidad de vida de los grupos desfavorecidos. El objetivo es eliminar la discriminación contra estos colectivos, para lo cual se propone dar un trato preferente a un grupo desfavorecido, para lograr que sea respetado y se consiga progresivamente la igualdad de oportunidades.

Una de estas acciones positivas es el I Protocolo Local de Coordinación de la Actuación ante la violencia contra las mujeres en Baztán, aprobado por unanimidad en el Pleno el pasado mes de abril. Este es un protocolo, el Protocolo de Violencia, que protege a las mujeres y al colectivo LGTBI+, regulando la responsabilidad y la respuesta coordinada del Ayuntamiento y otros agentes ante cualquier forma de violencia que puedan ejercer los hombres sobre las mujeres y las personas LGTBI+. En este texto se regogen muchas formas de violencia, además de las violencias físicas, otras como insultos, amenazas o desprecios, todas ellas consideradas como violencia.

Es sabido que en los últimos años se han dado estas situaciones, por ejemplo, en torno a las mutil dantzas. En pro de que éstos no se repitan, como prevención, invitamos a toda la ciudadanía a participar en la mutil dantza igualitaria en la plaza de Elizondo y, además, como prevención, también hacemos una petición para que no se baile a los de fuera de la plaza, para garantizar el disfrute de nuestra cultura y folclore en valores basados en la igualdad y la convivencia. Asimismo, solicitamos que se eviten actitudes e iniciativas que puedan romper esta convivencia respetuosa, para que las fiestas sean un disfrute para todas las personas.

En definitiva, el objetivo es que toda la ciudadanía se sienta parte activa en el camino de la eliminación de todas las violencias contra las mujeres y personas LGTBI+. Queremos hacer un llamamiento a los hombres adultos y jóvenes para que contribuyan a ello y no sean cómplices de las conductas sexistas y de la violencia sexual, contribuyendo a su identificación y erradicación. En este mismo sentido, llamamos a las mujeres jóvenes y adultas a responder a todo tipo de agresiones y a buscar el apoyo de otras mujeres y movimientos organizados como el Movimiento Feminista.

Otro ejemplo de acciones positivas es la atención y respuesta a las personas que sufren violencia en las fiestas de Elizondo. En este sentido, personas voluntarias de Iñarrosi Neska Gazteen Taldea y de la Comisión de Fiestas de Elizondo pondrán en marcha la Brigada Morada.

Ante cualquier tipo de agresión sexista o sexual, la ciudadanía podrá acercarse a las personas que porten el brazalete morado y recibir la atención necesaria. La atención puede ser múltiple: informar de la agresión sufrida para tener conocimiento de lo sucedido y poder realizar acciones preventivas concretas en el futuro; acompañar al centro de salud o a la policía si fuera necesario; dar una respuesta contundente, tomando las calles, para decir en voz alta que no aceptamos ninguna agresión y que los agresores no tienen cabida en nuestra sociedad.

Si sufres alguna agresión o conoces a alguien que la ha sufrido, acude a esas personas, te ayudarán, te explicarán qué recursos hay para atender lo que te ha pasado o a quién acudir (apoyo psicológico, legal, sanitario, social…) y te acompañarán en todo lo que necesites.

Para cualquier duda o información más detallada dirígete a la página web del Ayuntamiento: https://www.baztan.eus/es/servicios/igualdad/erasoen-aitzinean-zer-egin/

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Imagen El Ayuntamiento de Baztan invita a toda la ciudadanía a participar en las sesiones de presentación del Primer Protocolo Local de Coordinación Contra la Violencia hacia las Mujeres del Valle del Baztan

El Ayuntamiento de Baztan invita a toda la ciudadanía a participar en las sesiones de presentación del Primer Protocolo Local de Coordinación Contra la Violencia hacia las Mujeres del Valle del Baztan

Estas sesiones se llevarán a cabo en junio en cada uno de los cuarteles del valle, ofreciendo a toda la comunidad la oportunidad de conocer de primera mano esta herramienta y los recursos locales y forales disponibles para apoyar a las mujeres que sufren cualquier tipo de violencia machista, así como a sus familias y entornos.

Volver arriba